Una nueva era por venir

Tras una difícil temporada pasada, una situación económica algo delicada y pérdida de protagonismo en años recientes, Thomas Schaaf, técnico del Werder Bremen, está apostando por una nueva camada de jugadores jóvenes y llenos de talento.

Las señales están allí, la necesidad también. Werder Bremen apuesta a la cantera en vez de extravagantes fichajes para un proyeto a largo plazo. En buena parte motivados por la escacez de éxitos recientes -después del doblete del 2004, sólo pueden sentirse orgullosos de haber ganado la DFB Pokal en el 2009 y haber alcanzado la final de la UEFA Cup en dicho año-, pero también por una complicada situación económica -últimamente se ha oído la frase “ningún jugador es invendible” alrededor de los entrenamientos de los nórdicos-, la escuadra dirigida por Thomas Schaaf se ha comenzado a nutrir de productos de su cantera, así como de valuartes de las mismas de otros clubes.

Actualmente, el promedio de edad del Werder Bremen es de 24.03 años, la segunda más baja de toda la 1.Bundesliga (Hoffenheim lidera con 23.6 años de edad promedio) y el número de jugadores es de 35, lo que habla de una fuerte presencia de jugadores de reserva, jóvenes, que se codean con compañeros más experimentados que pueden enseñarles uno que otro truco.

Cabe destacar que de las once incorporaciones que se han realizado -de los jugadores actualmente en el plantel. Andreas Wolf (29) fue vendido al AS Monaco-, ninguna supera los 24 años de edad. Junto a la llegada de estos once jugadores, hubo también una purga de valuartes jóvenes que fallaron en alcanzar las expectativas, así como de jugadores que no fueron capaces de mantener su nivel inicial.

Podemos analizar, incluso, las actuaciones de los personajes más relevantes de la nueva camada:

Sebastian Mielitz (22), heredero del arco de Wiese: Ha tenido un total de cinco actuaciones esta temporada, en las uales ha partido de titular en uatro oportunidades. Su balance no es positivo -una victoria, un empate y tres derrotas; once goles encajados-, pero el guardameta de 22 años de edad aún está en proceso de maduración y que se le haya brindado la confianza para estar a cargo del arco de Bremen en vez del otro portero suplente, Christian Vander, habla de una intención clara del club en madurarlo cuanto antes, para que asuma las riendas del equipo.

Sokratis Papastathopoulos (23), François Affolter(20), Florian Hartherz (19) y Lukas Schmitz (23); la línea del fondo: Estos cuatro zagueros no superan los 23 años y en el caso de Sokratis y Schmitz, son fijos en la alineación. En los casos de Affolter y Hartherz, son refuerzos a largo plazo. Si bien Affolter está cedido en Brema cortesía del Young Boys Bern, se le pretende fichar en verano. Las actuaciones del griego y el ex Schalke, Schmitz, han sido variopintas, más por falta de una clara filosofía defensiva, carencia habitual en el Werder Bremen,  que por actuaciones pobres. De todas las líneas, esta resulta la peor evaluada, dado el altísimo número de goles que concibe. La realidad es que la vocación netamente ofensiva de los hanseáticos hace que un abultado número de goles en contra sea la consecuencia esperada. Papastathopoulos ha disputado 17 encuentros, Schmitz 16. Tanto Affolter como Hartherz han jugado los dos últimos juegos, los cuales terminaron en empate, en ambos casos dando actuaciones respetables.

Un nutrido y joven mediocampo: Cuando se habla de la zona de creación del Werder Bremen, se tiene que comenzar con tres nombres de larga trayectoria en el equipo, pese a una edad considerablemente joven: Aaron Hunt (25), Philipp Bargfrede (22) y Marko Marin (22). Tres vitales piezas del conjunto, las cuales gozan de una titularidad casi indiscutible. Si bien es cierto que este mediocampo es un colador de pases perdidos y despistes, también lo es que es justo en esta área que los destellos de brillo iluminan a un equipo a una cantidad de goles asombrosa. Lamentablemente, esta temporada parece ser la excepción. Las actuaciones de Hunt y Marin -ambas limitadas de forma considerable por lesiones y sus consecuentes bajas en el rendimiento- dejan mucho que desear con las de temporadas de otrora. Dicho esto, se entiende la urgencia de conseguir refuerzos cuantiosos. Además, la evidente falta de un armador fuerte en un conjunto dependiente de ello (Diego y Özil fungían ese rol en años recientes) y la gran decepción que ha resultado ser Wesley, fortalecen la necesidad de una gama de convocables.

Entre ellos, figuran Aleksandar Ignjovski(21), ya regular en el equipo con 15 apariciones; Mehmet Ekici (21), jugador que aun pelea por la titularidad y es habitualmente figura de recambio; Tom Trybull (18), titular en las últimas tres actuaciones del equipo -todas terminando en empate (0:0, 1:1, 2:2)-, en las que ha desempeñado positivamente; Florian Trinks (19), quien ha tenido tres salidas con resultados completamente opuestos (4:1 ante Wolfsburg y 0:5 ante Schalke 04); Zlatko Junuzovic (24), recién llegado fichaje del Austria Wien, donde ha tenido una excelente temporada (19 juegos jugados -completos-, 4 goles, 8 asistencias) y ya debutó dando asistencia en el 2:2 ante Freiburg de la fecha pasada, y por supuesto, Felix Kroos, jugador que, si bien aún no ha logrado calar en la alineación inicial de Werder Bremen, está teniendo una decente campaña con el equipo reserva.

En la sombra de Pizarro, jóvenes ávidos: El controversial delantero austríaco, Marko Arnautovic (22) es el primer nombre en venir a la mente a los seguidores de la Bundesliga, después del Inca. Si bien más han sido los partidos que ha comenzado como suplente, su número de goles no es del todo mala, considerando que sólo ha disputado 724 minutos de  1800 posibles. Con cuatro tantos, promedia un gol cada dos juegos. Junto a él, están también los recién ascendidos de la cantera, Lennart Thy (19) y Niclas Füllkrug (19). El primero no ha tenido mayores dificultades en adaptar su formidable forma en el Bremen II al equipo titular. Sólo ha disputado dos juegos, en los que dejó siempre un buen sabor en la boca. En el aso de Füllkrug, recién comenzó su trayectoria profesional. El pasado juego vió sus primeros 13 minutos de competencia. Si bien sus números con las reservas no son idóneas (un gol cada 218 minutos), su actuación con la selección sub19 de Alemania dejan bien en alto el trabajo de la cantera bremista -cuatro goles y una asistencia en cuatro actuaciones-. Esta semana recibió su contrato profesional con Werder Bremen, con duración hasta el 2014.

Anuncios

One Comment on “Una nueva era por venir”

  1. Gorkathletic dice:

    no me gusta el Bremen, pero hay que reconocer que lo que esta haciendo esta muy bien, y ojala salga bien, siempre es bueno apostar por la cantera y lo que al principio puede ser una necesidad, debido al poco dinero para fichajes, al final puede ser una especie de bendicion, ya que si todos estos canteranos rinden como se espera y siguen en este equipo, en unos años el Werder Bremen sera temible


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s